Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
inicio » Cronicas » JORNADA 10: ONCE CABALLEROS 7 - 2 AT. ARTEIXO

JORNADA 10: ONCE CABALLEROS 7 - 2 AT. ARTEIXO

Actitud. Ya sea en la vida, en el deporte, o en este caso en el fútbol, siempre que las cosas se hacen con actitud positiva, con esfuerzo, y con mentalidad ganadora, es muy difícil que las cosas no salgan bien y se consigan resultados favorables. Y si no es así, al menos te quedarás con la sensación de haberlo dado todo y con la seguridad de que nadie podrá reprocharte nada. El sábado pasado frente al Arteixo se juntaron doce actitudes inmejorables y salimos del vestuario con la convicción de que ibamos a ganar el partido y no de cualquier manera, sino siendo fieles a nuestro estilo de juego y peleando cada balón como si fuera el último. En el fútbol en resumidas cuentas, hay dos momentos fundamentales en el juego, cuando se tiene el balón, la difícil, y cuando no se tiene el balón, la fácil. Para mejorar con el balón, primero es básico saber defender bien, estar bien colocados, concentrados, conocer las necesidades defensivas de cada demarcación etc etc.. El equipo ha mejorado enormemente en este aspecto, y es a partir de ahí cuando podremos avanzar más rápido con el balón en los pies. El equipo corre, está atento a las segundas jugadas, cada vez se coloca mejor, no nos dejamos superar con tanta facilidad, y en definitiva se comporta como un embudo que hace al equipo contrario llegar a nuestra portería en menos ocasiones y en condiciones poco favorables. La principal diferencia con las primeras jornadas es que ahora ese trabajo lo realizamos todos, desde los delanteros hasta el portero. El trabajo de los atacantes el otro día en defensa fue espectacular, y cuando este trabajo es bueno, hace mas fácil la labor de los jugadores que están por detras de ellos, y de esta manera logramos robar muchos balones en campo contrario y por consiguiente lejos de nuestra portería. Con el balón, seguimos progresando, pero que nadie se conforme, estamos a mitad de camino de lo que estos muchachos son capaces de ofrecernos. Tenemos que seguir reduciendo las pérdidas de balón no forzadas si de verdad queremos aspirar a cotas mayores. Es nuestra asignatura pendiente, ya que arriba el equipo genera ocasiuones y tenemos una gran efectividad. Buena muestra de ello es que el equipo ha marcado 17 goles en estos dos últimos partidos. Algunos diran que 10 se los metimos al último clasificado, otros responderan que 7 se los hicimos al tercero. Hasta la fecha el At. Arteixo había perdido un solo partido y era uno de los equipos menos goleados. Hay que dar mérito al trabajo de los niños porque se lo merecen.

En cuanto al partido, como ya hemos dicho, el equipo salió enchufadísimo. El buen trabajo de Marcos y Miguel Fernández en la delantera, hizo que la segunda linea formada por Miguel Cagiao, Kevin y Diego se hinchara a robar balones en campo contrario fruto de una buena anticipación. Esto nos permitió elaborar el juego lejos de nuestra portería con pases rápidos y precisos. De una bonita combinación entre todos los jugadores atacantes del equipo nació el primer gol. Saque de banda de Diego, Miguel Fernández no pierde el balón y combina con Marcos que juega de cara a Miguel Cagiao, éste se deshace de su rival y con espacio chuta a portería para que el rechace lo aproveche Kevin y marque a placer. Aunque parezca una jugada más, en ella se concentran muchos aspectos fundamentales: no arriesgar el balón en medio campo, juego de espaldas de los delanteros (tan importante y poco valorado), tirar a portería cuando tenemos la oportunidad, y estar atentos a los rechaces. Casi nada.

No podía ser completo el partido sin la clásica pifia, aunque siempre que sea por intentar jugar, no habrá nada que decir. Pase atrás desde el medio campo algo comprometido, y tanto Yago como Javi Vázquez no reaccionan de la mejor manera a ese pase y el balón acaba muerto para que un jugador del Arteixo empuje el balón sin oposición. 1-1 con todo el partido por delante. El segundo gol llegaría poco después gracias a esa buena presión de los delanteros que hizo precipitarse al portero rival, y de nuevo Kevin atento, aprovecha el regalo para hacer el 2-1. Si en alguien ha habido ese cambio de actitud es en Kevin. Ya deciamos que estamos ante un gran jugador pero que tenía que aportar mucho más trabajo. De esta manera salimos ganando todos, el equipo y él mismo. Otro nuevo accidente entre Yago y Javi Vázquez pudo habernos costado la igualada pero inexplicablemente el delantero arteixán falló a puerta vacía. Regalo por regalo. El tercero llegaría nuevamente por esa presión axfisiante de Victor y Marcos en esta ocasión, éste último recoge el balón, y tras hacerse hueco saca un disparo cruzado al que nada puede hacer el portero. Gol gracias también a otro aspecto en el que veníamos insistiendo que había que mejorar, y es que si robamos el balón pero no lo conservamos inmediatamente después, tiramos por la borda todo ese esfuerzo. Al descanso llegaríamos con un meritorio 3-1 en el marcador. Hay que recordar que enfrente teníamos a un gran equipo, con una talla sobresaliente y con buenos jugadores.

Lejos de conformarse y vivir de las rentas, la segunda parte comenzó con la misma intensidad que la primera. Buena presión en campo contrario, ayudas de todos los jugadores, y buen juego que presiajaban los mejores minutos del equipo en lo que va de temporada. Con unas transiciones rápidas, el equipo se plantaba en portería contraria en buenas condiciones, y así, en diez minutos espectaculares, hicimos cuatro goles más que incluso se hicieron pocos. Primero Marcos en semi fallo ponía el cuarto, después un Miguel Cagiao omnipresente se aprovecha del trabajo de los delanteros, y tras anticiparse a su marca sube el quinto. Kevin aprovecha el rechace de una falta lanzada por Diego y hace el sexto y tercero en su cuenta particular, y por último Victor tras apoyarse con una pared en Kevin hace el séptimo y definitivo. Aún pudo llegar algún gol más en jugadas de estrategia, en un mano a mano de Bruno, o en un lanzamiento de Pedro desde fuera del área tras una jugada de equipo para enmarcar, y por contra el Arteixo hizo su segundo gol en otra imprecisión con el balón desde línea defensiva.

Buen partido de los nuestros y clasificación matemática para la siguiente fase de competición. Aún quedará un partido contra el Obrero que servirá para poner en práctica otra alternativa a la que venimos utilizando desde principio de temporada y que nos exigirá nuevamente estar concentrados y metidos en el partido desde el primer minuto. Enhorabuena chicos y que no se duerma nadie!